sábado, 30 de octubre de 2010

Trybuna Elektronika Samplers (II) - New York-Miami: Dark Connection


La verdad es que no esperaba repetir tan pronto la agotadora experiencia de realizar un nuevo recopilatorio para la serie Trybuna Elektronika Samplers, pero el hecho de que mañana domingo se celebre esa cosa llamada Noche de Halloween, en tiempos remotos conocida como Víspera de Todos los Santos y hoy día motivo de siniestros (y rentables) festejos en restaurantes, discotecas, parques de atracciones y hasta en la taberna de la esquina, me ha impulsado a confeccionar urgentemente un recopilatorio destinado a aquellos que quieran amenizar sus guateques con sonidos sintéticos acordes con tan lúgubre velada, originados precisamente en el país responsable de la expansión a nivel global de esta celebración.

Sintetizando al máximo para quienes no tienen tiempo o ganas de leer mis peñazos, diremos que este segundo volumen de Trybuna Elektronika Samplers es una recopilación de grupos y proyectos que provienen en su totalidad de Miami y del barrio de Brooklyn en Nueva York. Algunos de ellos están estrechamente relacionados entre sí, ya que comparten miembros en sus formaciones. Todos forman parte de una escena en plena expansión, originada simultáneamente en ambas ciudades hacia mediados de esta década, y que en USA se le ha dado por llamar new dark minimal, new cold wave, new minimal synth y cosas similares. Todos están, en mayor o menor medida, vinculados al sello neoyorquino Wierd Records, máximo difusor del movimiento.

La principal característica de todos ellos es su sonido, generado exclusivamente con antigua tecnología analógica y fuertemente inspirado en el minimal synth más oscuro de los primeros 80, aunque no exentos de personalidad propia. Algunos muestran cierto aire synth-pop de carácter melancólico/nostálgico (Martial Canterel, Xeno and Oaklander, Nina Belief), mientras que otros apuestan por la vertiente más tenebrosa y gótica (Opus Finis, Sleep Museum, Staccato Du Mal). Aparte, se da la atractiva curiosidad de que alguno de los grupos de Miami cantan algún tema en español.

Poco a poco esta escena ha ido ganando adeptos a lo largo y ancho de los USA, y tiene visos de convertirse en un fenómeno de alcance imprevisible. No obstante, también tiene sus detractores, que la tachan de simple moda practicada por un puñado de geeks de la tecnología analógica, sin talento alguno, y que se diluirá como tantas otras tendencias retro. Que cada uno juzgue por sí mismo, el tiempo acabará dictando su sentencia.

En cualquier caso, aunque probablemente no aporten nada realmente novedoso al panorama electrónico, la mayor parte de estos temas me resultan tremendamente atractivos. Por citar un par, de la facción más synth-pop destacaría especialmente la melancolía casi hipnótica del "Blue Flower" de Xeno and Oaklander, mientras que el recitado en español (y por momentos ininteligible) de Staccato Du Mal y su "Fotos Sin Fin" es el que más me gusta de la facción "siniestra".

Quien quiera información más detallada sobre todo este asunto, he preparado uno de mis insufribles tostones, aunque en esta ocasión está camuflado en la oscuridad.

Nada más. Ahora (o mañana por la noche) a disfrutar y a pasar un poco de canguelo con este "New York-Miami: Dark Connection".

DESCARGAR
(Contraseña: trybuna)

miércoles, 27 de octubre de 2010

Último Destino - Love and Hate (12'' 1991)


Enlazando con el disco de Deus Ex Machina del que hablamos en la útima entrada, posteamos también éste otro, único testamento discográfico de otro grupo coetáneo y de similares características.
Último Destino fue un dúo valenciano formado también en 1990 por Salva Aleixandre y Óscar Martín. Ese mismo año Salva entra en contacto con sus paisanos de Megabeat, Vicente "Gani Manero y Fran Lenaers, y empieza a colaborar en la sombra y de manera bastante intensa en la grabación de algunos discos de Megabeat, como el "Megabeat 5", en el cual se encarga de toda la instrumentación electrónica de la famosa versión de la "Balada para Jet Harris", como sustitución temporal del tercer miembro de Megabeat, Julio "Nexus" Pastor, que en ese momento estaba muy ocupado con la grabación de otro disco del grupo.
Por fin, en 1991 Último Destino publica, lógicamente a través de Megabeat Records, este "Love And Hate", un 12'' cuyo tema estrella, presentado en dos versiones y cantado en inglés, es puro synth-pop 100% electrónico, altamente bailable, con evidentes influencias de Depeche Mode, y que se aparta del sonido habitual del material publicado por Megabeat Records, de tendencia más ebm o techno. En especial, la analogical mix me encanta, y en mi modesta opinión es uno de los mejores temas que se han hecho en la historia del synth-pop español. El otro tema es un instrumental titulado "Medieval Tales" que, como su propio título apunta, es un bonito y melódico ejercicio de electrónica de atmósfera medieval, usando un compás de vals realmente muy poco usual en este tipo de producciones.
En 1992, un tercer miembro, Guillermo Jamard, entra en la formación, y tras la fragmentación de Megabeat, Salva pasa a ser pieza clave de TEUBE, el nuevo proyecto de Fran Lenaers dedicado a hacer versiones electrónicas de sintonías de programas televisivos, lo que le mantiene ocupado una buena temporada.
Cuando toda la vorágine Megabeat acaba, Salva retoma el proyecto inicial, monta su propio sello discográfico, Waveland, y publica en 1995 un CD recopilatorio de grupos electrónicos españoles, titulado "Wave Land Album: Electronic Music Compilation", compilación que serviría de tarjeta de presentación a proyectos entonces desconocidos, como por ejemplo los industriales Proyecto Mirage o los technófilos HD Substance, aquí con el nombre de Sustancia HD. Último Destino contribuyen con un tema que incluímos aquí a modo de bonus, titulado "Goodbye". Sería toda una premonición, puesto que fue su último testimonio discográfico. La falta de tiempo y recursos les hacen finalmente desistir. No corrió mejor suerte el sello Waveland, pues tras publicar un par de maxis de efímeros proyectos nacionales, desaparece en combate.
DESCARGAR
(Contraseña: trybuna)

domingo, 24 de octubre de 2010

La mejor portada de música electrónica (participación)

Nuestro buen amigo Atom Cobalto, desde su siempre interesante blog Gay & Industrial, nos propone esta original iniciativa de elegir las mejores portadas de la historia de la música electrónica, y nos solicita la colaboración de todos.

Por supuesto, yo voy a participar, y estoy seguro que los lectores de Trybuna Elektronika también. Será muy interesante ver lo que cada uno propone, y mejor aún cuantos más participemos.

¡Ya estoy impaciente por ver los resultados!

sábado, 23 de octubre de 2010

Deus Ex Machina - Ciudad De Luz (12'' 1992)


Durante dos entradas consecutivas, vamos a dedicarnos respectivamente a un par de grupos españoles de corta vida y menor discografía, tan sólo un disco cada uno.
El primero es Deus Ex Machina. No confundir con el grupo mexicano de electronic body music de igual nombre. Éste fue un trío de Cartagena formado en 1990 por Javier Contreras (teclas y programación) y los hermanos Ginés y Jorge Aznar (voz y teclas respectivamente). Su estilo es el synthpop coyuntural que empieza a surgir en España a la sombra del enorme éxito de OBK y Cetu Javu desde poco antes, y que propiciaría el surgimiento poco después de otros grupos, como Viceversa o Santuario.
Su único trabajo discográfico fue este 12'' de dos canciones, publicado en 1992 a través de Megabeat Records, sello propiedad del grupo valenciano Megabeat, que en aquella época arrasaban en las discotecas con su mezcla de ebm, new beat y melodías melancólicas. Vicente "Gani" Manero, miembro de éstos, coproduce el disco. Según figura en la carpeta, el tema "Ciudad De Luz" está extraído del LP "Resistiendo", trabajo que jamás fue publicado, puesto que la historia de Megabeat Records acabó precipitadamente poco después a causa de la saturación del mercado y de graves problemas económicos. Deus Ex Machina se separaron en 1994.
DESCARGAR
(Contraseña: trybuna)

miércoles, 20 de octubre de 2010

ZYX - Trust No Woman (LP 1981)


Vamos a presentar en esta entrada un disco considerado poco menos que legendario en el oscuro reducto del electro minimal con solera. Se trata del LP "Trust No Woman", grabado y publicado en Austria en 1981.
Aunque el nombre artístico que usaron y que aparece en la portada es el de ZYX, en realidad este trabajo fue concebido por una pareja artística (y supongo que también sentimental) apodada Graf+Zyx, formada en Viena a finales de los 70 por unos tal Inge Graf y Walter Zyx. Desde un buen comienzo, el ámbito artístico en el que este dúo multidisciplinar se mueve es el de las artes audiovisuales, realizando múltiples videoclips, instalaciones y exhibiciones artísticas visualmente influenciadas por corrientes como el pop-art, futurismo, dadaísmo y constructivismo, y trabajando también en el campo del diseño gráfico, publicidad, fotografía, música para ballets, videoescultura y otras disciplinas. Están considerados unos pioneros del arte multimedia a nivel mundial, y desde entonces han seguido ininterrumpidamente en activo.
Uno de los ingredientes de sus obras es el sonido electrónico, cuya creación es responsabilidad de Walter Zyx. Generalmente es música de carácter vanguardista o experimental, e inseparable de sus creaciones visuales. Pero hubo una excepción, y fue este "Trust No Woman", un trabajo aislado que apareció en formato LP a través de la austríaca RCA Musica. Es un excepcional muestrario de electro-pop frío y mecánico, de atmósfera claustrofóbica, con temas cantados en inglés con fuerte acento alemán, indistintamente por él o por ella. Es un producto que avanza unos pasos más allá de lo habitual en la época, y que parece beber de los primeros The Human League, Cabaret Voltaire, Tuxedomoon o Yello, por citar algunos referentes. Nada en este disco tiene desperdicio, desde los ritmos robóticos de "Get Away Wisdom" (publicado también en single), a la moderada cadencia de "Trust No Woman" (incluido también en la cara B del citado single), pasando por las insinuaciones electro-funk de "When Darkness Comes".
Un trabajo visionario, que sirvió de inspiración a las hordas electroclash de principios de la década del 2000, y que en 2007 fue reeditado en CD en tirada limitada de 500 ejemplares, con el añadido de temas inéditos grabados aproximadamente en la misma época. Aquí incluímos, no obstante, un rip del vinilo original.
DESCARGAR
(Contraseña: trybuna)

sábado, 16 de octubre de 2010

Trybuna Elektronika Samplers (I) - 30 Mutant Italo-disco Traxx


Las dos recientes entradas dedicadas respectivamente a los discos de Zed e International Music System, dos proyectos enmarcados en el italo-disco más fronterizo, han motivado que me embarque en esta entrada un tanto faraónica, y en la laboriosa confección de un recopilatorio del citado género con 30 temas cuidadosamente seleccionados.

Aunque el característico e inconfundible carácter italo-disco está presente en todo momento, estos temas tienen, en mi opinión, ciertos rasgos distintivos que en general los apartan, en algunos casos considerablemente, del estándar más melódico y a veces excesivamente blandengue del género. Esta selección demuestra que el citado estilo no se limitó a esa vertiente comercial, sino que también fue un campo abonado para la creatividad y la innovación aplicadas a la música electrónica de baile, aunque fuera de manera inconsciente. De ahí lo de "mutante".

Estas 30 piezas provienen de otros tantos maxis, todos ellos facturados en Italia y publicados originalmente entre 1982 y 1985. Muchos de ellos se consideran clásicos, aunque quizás no fueron demasiado conocidos en nuestro país, por lo menos a nivel de radiofórmulas. Otros son más raros y entran en la categoría de temas de culto. La mayoría de ellos fue el único disco publicado por sus respectivos seudónimos, aunque en algunos casos seudónimos distintos enmascaraban a los mismos productores. Es el caso, por ejemplo, de Decadance y Message From The Future.

Los temas más antiguos que hemos incluído son de 1982, momento en que la música disco tradicional se encuentra ya en estado de coma. De hecho, el italo-disco vino a cubrir esa laguna que podría haber existido desde la agonía disco hasta la aparición de nuevas tendencias, como el hi-energy, la primera eclosión euro-pop encabezada por Modern Talking y C.C. Catch, o las producciones disco-poppies de Stock, Aitken & Waterman. Estos viejos temas de 1982 son de origen italiano y por tanto suelen catalogarse como italo-disco, aunque hay que tener en cuenta que esa etiqueta nació realmente en 1983, cuando el sello ZYX, curiosamente alemán, la creó para fines promocionales.

Entrando ya en materia, en esta recopilación encontraremos algunos de los últimos estertores del space-disco, representados por ejemplo por Message From The Future y su incontestable clásico "Robot Is...", o el tardío "J.R. Robots" de Models.

Escucharemos temas de corte electro, cibernético e incluso de tendencia kraftwerkiana: R.E.M. (no, no son los del "Losing My Religion") y su "Computer Communication (Remix)"; Casco y su conocido "Cybernetic Love"; también Charlie, productor que ya presentamos bajo su alias I.M.S. en esta anterior entrada, y que en este sensacional y enérgico "Spacer Woman" aporta ecos del "The Man Machine" y acentuadas secuencias moroderianas; y especialmente remarcable el toque bossa nova, aroma YMO y recital de TR-808 contenidos en el "KKK" de G.A.N.G., un aturdidor medio tempo instrumental de corte electro-funk y elegantísima factura.

También disfrutaremos de interesantes aportaciones que probablemente hubieran sido catalogadas como synth-pop si no hubiera sido por su origen geográfico, como Mya & The Mirror y su "Hesitation", Future State y su tema homónimo, y sobre todo el inconmensurable "Suicidal (Disco Version)" de Amin-Peck.

Nos sorprenderemos con visiones anticipadas de estilos que todavía no habían nacido. Mr. Master y su "A Dog In The Night" parecen otear un futuro horizonte en busca del house más clásico. Lo mismo le sucede a Mr. Flagio y su sorprendente cover del "Take A Chance" de los Material de Bill Laswell, superando abrumadoramente el original e impartiendo además una clase magistral de uso del vocoder a la que sin duda debieron asistir Daft Punk en su momento. N.O.I.A. (cuyo líder fabricó bajo el alias Klein & MBO el clásico "Dirty Talk"), apuntan algo de un new beat aún inexistente en este Club Mix de su "Stranger In a Strange Land" sin dejar de lado la más pura esencia italo-disco. El "I'm Hungry (Caramba Mix)" de Stopp se acerca peligrosamente a sonidos acid aún no concebidos. Pero el caso más espectacular es el "Catch (Dub Version)" de Sun-La-Shan, una ración de electrónica áspera y proto-ácida, cuya versión vocal es un tema de culto que en una fecha tan lejana como 1982 vaticinó con pleno acierto, tanto en lo estético como en lo sonoro, la llegada del fenómeno electroclash casi 20 años después.

Descubriremos también que bajo ese manto colorido y festivo del italo-disco podían ocultarse a veces creaciones decadentes, oscuras y melancólicas. Lo podemos percibir en el "Driving" de Sensitive y, sobre todo, en el majestuoso "On And On (Fears Keep On)" de Decadance, un tema de gran acierto melódico, densidad rítmica y profundidad vocal, considerado por algunos especialistas en la materia como el mejor tema en la historia de este género.

Por último, encontraremos extrañas curiosidades: Jock Hattle sonando a Yello en su "Crazy Family"; tratamiento minimal y voces profundas alternadas con falsetes a lo Jimmy Somerville (ojo, que Bronski Beat todavía no existían discográficamente) en el "Golden Queen" de A. Avenue; épica dark, ritmos algo embrutecidos y más voces profundas en el fabuloso "Gitano" de Fockewulf 190; y cacofonías operísticas, órganos barrocos, base pre-EBM y extravagancia surrealista en el "I'm Looking For You (Instrumental)" de Ghibli, rarísimo e inencontrable disco de engañosa portada, y única aportación de 1985, con el género sumido ya en pleno crepúsculo.

En algunos temas me he decantado por la mezcla de la cara B de su respectivo maxi en vez de la cara A. El reverso de estos maxis se destinaba tradicionalmente a albergar una mezcla instrumental, dub o similar que en ciertas ocasiones supera en mi opinión la version principal de la cara A. Son los casos de R.E.M., Sun-La-Shan, Koto, N.O.I.A., Stopp, Peter Richard, Gee Rampley y Ghibli. No obstante, incluyo en un rar aparte sus respectivas mezclas de las caras A para los más curiosos o para quien prefiera una selección más uniforme compuesta únicamente por las versiones principales.

Como curiosidad, la cotización económica de alguno de estos vinilos causa vértigo. Un ejemplar original del "Golden Queen" de A. Avenue puede alcanzar los 300 €, cifra asequible si la comparamos con los 800 a los que puede ascender un "Driving" de Sensitive. Precios que dejan sin aliento y que reducen a calderilla lo que se paga, por ejemplo, por la mayor parte de productos añejos de minimal synth, un género (o más bien una estúpida etiqueta comercial) cuyo coleccionismo ha sido tradicionalmente caro. Aún así, todas ellas son cifras ridículas si las comparamos con la actual cotización enfermiza de los "Santos Griales" del italo-disco: nada menos que de 2.500 a 3.000 € por un 12'' del "I'm Gonna Dance" de Ryvon DJ o del "Keep On Living" de Oxo. Impresionante. Y más teniendo en cuenta que estos temas se encuentran con suma facilidad en la redes p2p y que no me parecen absolutamente nada del otro mundo.

Por supuesto, no están todos los que son, ni son todos los que están. La selección me ha resultado bastante difícil: la lista de temas la he cambiado muchas veces, descartando unos, introduciendo otros, o variando su orden. Probablemente, según los gustos de cada uno, sobrarán temas o faltarán otros. Además, habré olvidado algunos y me estaré perdiendo otros que no conozco. Pero creo que la selección final es bastante interesante. En todo caso, para bien o para mal, siempre agradeceré vuestros comentarios, y más en esta entrada en particular, que a ratos sueltos me ha llevado unos cuantos días.

Por último, comentar que es probable que esta idea de los recopilatorios tenga continuidad, y que de vez en cuando publiquemos en el futuro algunos otros sobre otras temáticas, bajo la serie "Trybuna Elektronika Samplers".

PD: Edito para poner el playlist completo y año de edición, que ya se me olvidaba. Marco con * las versiones provenientes de caras B:

01 R.E.M. - Computer Communication (Remix) (1983) *
02 Mr. Flagio - Take A Chance (1983)
03 Mya & The Mirror - Hesitation (1984)
04 Cellophane - Gimme Love (1983)
05 Models - J.R. Robot (1984)
06 Future State - Future State (1984)
07 De De Mo - 'Cause I Need You 'Cause I Love You (1984)
08 Sun-La-Shan - Catch (Dub Version) (1982) *
09 Koto - Japanese War Game (Dub Mix) (1983) *
10 Strada - It's The Monkey (1984)
11 Charlie - Spacer Woman (1983)
12 Decadance - On And On (Fears Keep On) (1983)
13 N.O.I.A. - Stranger In A Strange Land (Club Mix) (1983) *
14 Naif Orchestra - Check-Out Five (1984)
15 Stopp - I'm Hungry (Caramba Mix) (1983) *
16 Message From The Future - Robot Is... (1982)
17 Jock Hattle - Crazy Family (1983)
18 Steel Mind - Bad Passion (1982)
19 Fockewulf 190 - Gitano (1984)
20 Delanuà - How Many Fill (1982)
21 Amin-Peck - Suicidal (Disco Version) (1983)
22 Mr. Master - A Dog In The Night (1983)
23 G.A.N.G. - KKK (Club Mix) (1983)
24 Peter Richard - Walking In The Neon (Dub) (1983) *
25 Gee Rampley - Radio Style (Instrumental) (1984) *
26 Casco - Cybernetic Love (1983)
27 A. Avenue - Golden Queen (1983)
28 Ghibli - I'm Looking For You (Instrumental) (1985) *
29 Sensitive - Driving (1984)
30 B.W.H. - Stop (1983)

DESCARGAR 30 Mutant Italo-disco Traxx
(Contraseña: trybuna)
DESCARGAR caras A descartadas
(Contraseña: trybuna)

miércoles, 13 de octubre de 2010

Attilio Mineo - Man In Space With Sounds (LP 1962)


Cambiémos de tercio y desplacémonos de nuevo a la prehistoria de los sonidos sintéticos. Si el disco de Electrosoniks pertenece al jurásico de la electrónica popular, éste "Man In Space With Sounds" de Attilio Mineo proviene por lo menos del cretácico.

Primero situémonos en el tiempo y el espacio. Seattle, USA, 1962. Se celebra una nueva edición de la World's Fair, actualmente conocida como Exposición Universal, o simplemente Expo. Aquella edición en concreto fue denominada la Century 21 Exposition. Entre las múltiples atracciones que se presentan, hay una de ellas, denominada The World Of Tomorrow, que llama poderosamente la atención y que fue visitada por dos millones y medio de personas. Se trata de un inmenso espacio futurista, dotado de un extraño ascensor llamado Bubbleator, con una enorme cabina transparente y esférica, algo así como una burbuja con capacidad para unas 100 personas. Una vez a bordo, el Bubbleator, operado por un individuo ataviado con la escafandra y el traje plateado de hombre espacial típicos de las películas sci-fi de los 50, se eleva mediante un sistema hidráulico, y los visitantes disfrutan de múltiples efectos de luces, la sensación de estar inmersos en un mar de burbujas, y la visión panorámica de las distintas secciones del recinto, bautizadas con nombres tales como "la casa del mañana" o "la oficina del mañana".

Durante el trayecto los visitantes son testigos de lo que les depara el próximo siglo XXI: una vida llena de comodidades gracias a las máquinas y los imparables avances tecnológicos que permitirán disfrutar de cosas hasta entonces impensables: desde minihelicopteros privados a habitaciones con paredes que cambian de color según el estado de ánimo del residente, desde máquinas que transmiten correspondencia instanánea a teléfonos sin cables que permiten ver imágenes del interlocutor. Mientras el Bubbleator realiza el recorrido, una voz en off va presentando brevemente cada una de las secciones, y una extraña música, jamás escuchada anteriormente y que realmente parece provenir de ese futuro imaginario, suena a fuerte volumen.
Precisamente este "Man In Space With Sounds" que presentamos aquí es la banda sonora que los viajeros escuchaban. Su autor es Arthur "Attilio" Mineo (Nueva York, 1918), un discreto pianista, director de orquesta y, junto a su esposa Toni, compositor de canciones para publicidad y radio. Parece ser que la compuso en 1951, pero cuando recibió el encargo de realizar la música para el World of Tomorrow, quiso hacer algo especial, acorde con la envergadura y la temática del evento. Decidió añadirle toda una serie de ruidos, sirenas, silbidos espaciales, vuelo de cohetes, percusiones marcianas y reverberaciones extraterrestres, generados mediante primitivos instrumentos electrónicos, fundiéndose o alternándose con las orquestaciones. El resultado es absolutamente fascinante, aunque los ruidos de algunos pasajes ("Mile-a-minute Monorail", "Century 21") y el tono siniestro y amenazador de alguna de las composiciones ("Soaring Science", "The Queen City"), que por momentos recuerdan más la banda sonora de Psicosis que otra cosa, contrasta fuertemente con la imagen de felicidad, paz y confort que ese futuro prometía. Es más, no me extrañaría que alguno de los visitantes hubiera huído despavorido al salir del Bubbleator. Y si se permitía la entrada a los niños, no quiero ni pensar en sus posibles reacciones.
El disco fue publicado por el sello discográfico propiedad de la organización, World's Fair Records, y sólo se vendió en los puestos oficiales de venta de souvenirs ubicados en el recinto mientras duró el evento. Había disponibles dos versiones, una que incluía entre tema y tema las narraciones en off tal como se escuchaban en la atracción, y otra sin ellas. Clausurada la feria, jamás fue vendido en ningún otro sitio, por lo que adquirió de inmediato la categoría de rareza de sumo interés para los coleccionistas de lounge, exótica y space age pop. 35 años después, en 1997, el sello barcelonés Wah-Wah realizó una limitadísima y muy fiel reedición en vinilo, y al año siguiente, los suecos Subliminal Sounds reeditaron en un sólo CD las dos versiones originales en vinilo.
En definitiva, un insólito disco de obligada escucha tanto para los estudiosos de los orígenes de la música electrónica o del lounge espacial, como para los aficionados al retrofuturismo en general.
DESCARGAR
(Contraseña: trybuna)

sábado, 9 de octubre de 2010

The Nick Straker Band - Straight Ahead (12'' 1982)


Nick Straker Band fue un grupo londinense formado en 1978 y activo durante la primera mitad de los 80, liderado por el teclista, vocalista y compositor Nick Straker, de nombre real Nick Bailey. Por la formación pasaron temporalmente varios miembros que a su vez militaban en el grupo synth-pop New Musik, entre ellos Tony Mansfield, más conocido posteriormente por su faceta de productor para grupos de tecno-pop comercial como Naked Eyes, Vicious Pink, A-ha o el LP "XXX" de Miguel Bosé.

La música de Nick Straker Band puede considerarse un híbrido entre la sofisticación pop y la música disco. Su carrera fue más bien discreta, siendo el tema "A Walk In The Park" de 1979 su éxito más remarcable a nivel internacional, y hoy día una canción frecuente en recopilaciones de clásicos de la música disco. Podemos ver un aquí uno de esos viejos y entrañables playbacks televisivos de la citada canción:

Fue más un grupo de singles que de LPs, como solía pasar con este tipo de artistas. En 1982 aparece a través de Prelude Records, uno de los más prestigiosos sellos neoyorquinos de música disco, este fantástico "Straight Ahead", en mi opinión su mejor single, una exuberante y altamente tecnificada canción a medio camino entre la música disco y el funky blanco, repleta de bonitos riffs sintéticos y dominada por un potente ritmo de batería electrónica, probablemente una Simmons de esas con tambores hexagonales tan tradicionales durante los primeros 80. En la cara B encontramos otras dos estupendas mezclas instrumentales realizadas a la manera tan típica y encantadora de los 80, es decir, usando las pistas originales en vez de reconstrucciones de terceros, y añadiendo ecos, breaks y efectos aquí y allá.

Conviene destacar que el encargado de las mezclas en este maxi fue el parisino François Kevorkian, uno de los más veteranos y casi legendarios músicos, productores y DJs de música de baile, todavía en activo, conocido por sus trabajos para instituciones electrónicas como Kraftwerk, Depeche Mode, Cabaret Voltaire o Pet Shop Boys, así como para centenares de célebres figuras del pop y el rock mundial, y que en aquel entonces estaba en la nómina de Prelude Records, cuyo prestigio se debió en buena parte a su labor técnica.

Internacionalmente, "Straight Ahead" no obtuvo el éxito de "A Walk In The Park". Sin embargo, en España, con cierto retraso como solía ser habitual, fue el tema más conocido del grupo, y fue intensamente difundido en discotecas y emisoras comerciales durante el verano de 1983. A pesar de ello, creo que no ha sido recuperado como merecería, y no parece que sean muchos los que recuerden este estupendo temazo. Así pues, ofrecemos en la Trybuna Elektronika un rip completo del maxi original, nada fácil de conseguir en condiciones sonoras mínimamemente aceptables, a la que añadimos como bonus la poco conocida versión corta del single de 7''.
DESCARGAR
(Contraseña: trybuna)

miércoles, 6 de octubre de 2010

Force Dimension - Kitty Hawk (CD 1996)



La primera vez que escuché este álbum fue una tarde de 1996, cuando recién salidito del horno, estaba sonando a todo volumen en la mítica y desaparecida tienda Dark Zone de Barcelona justo cuando yo entraba. En ese mismo momento lo compré sin pestañear, llevándome además la sorpresa de que sus autores eran Force Dimension, grupo que conocía de la época dorada de la ebm pero del que hacía años no tenía noticias. Sin embargo, este disco sonaba tan diferente a lo que conocía de ellos que incluso dudé de que fueran los mismos. Y en cierta manera, no andaba del todo desencaminado. El interesante texto autobiográfico que contiene el libreto del CD lo aclara totalmente.

Los Force Dimension que yo conocía era un dúo holandés formado por René van Dijk y Tycho de Groot que entre 1989 y 1992 publicaron un puñado de maxis y dos álbumes en el sello belga KK Records, dirigido entonces por Dirk Ivens (Klinik, Dive, etc). Se da curiosa circunstancia de que el primer álbum apareció en dos versiones: la primera, conocida como la versión azul, fue producida con poco tiempo y menor presupuesto por Luc Van Acker. Tan nefasto fue el resultado que Dirk Ivens tomó la inaudita decisión de conceder al grupo una segunda oportunidad: regrabaron el álbum bajo su co-producción, juntamente con la del propio grupo, mejorando ostensiblemente el resultado, que sería conocido como la versión roja. En todo caso, considero que su segundo álbum, "Deus Ex Machina", es mucho mejor.

Su estilo entonces era una ebm de tendencia synth-pop... ¿o synth-pop de tendencia ebm? No sabría decirte... No me convencía demasiado la "vocecilla de castrato" de de Groot, que veía poco apropiada para un género "duro" como la ebm, pero aun así su música me gustaba mucho, especialmente las líneas de bajo sintético, de inconfundible estilo que sería marca de la casa (y que aún se percibe en este "Kitty Hawk"). Su popularidad no llegó a la altura de los grandes del género, pero se hicieron un hueco en la escena, y eran pinchados con cierta frecuencia, por ejemplo, por los DJs de la ruta destroy valenciana, que estaba a punto de iniciar su proceso degenerativo.

En 1992 publicaron un recopilatorio de sus maxis y remezclas, y acto seguido se los traga la tierra. No supe nada más de ellos hasta esa tarde en Dark Zone. Leyendo detenidamente el texto autobiográfico del libreto, supe que Force Dimension se formó a mediados de los 80 por Armin Elmensdorp, André Hollands y los citados René van Dijk y Tycho de Groot, cuatro jóvenes apasionados por la electrónica oscura, industrial y experimental de Cabaret Voltaire, Brian Eno o los grupos del sello 4AD. Su deseo es hacer algo parecido, así que se pasan horas y horas dando forma sonora a sus ideas en el dormitorio de van Dijk, habilitado como pequeño estudio doméstico, donde graban sus primeros temas, a la par que actúan a nivel local.

Consiguen que dos de esos primeros temas, los primitivos y oscuros "Carcinome" y "So-Dom", poco que ver con su devenir body, sean publicados en 1987 en un EP de siete pulgadas conocido indistintamente como "Fab Force" o "Fabrieksforce". Es un vinilo compartido con De Fabriek, toda una leyenda de la escena del ruidismo industrial europeo, quienes a su vez contribuyen con los temas "Cancer" y "Gomorra" y se encargan además de publicarlo a través de su propio sello en una artesanal tirada limitada a 500 ejemplares. Por supuesto, este disco no sale de los reductos más subterráneos de la electrónica centroeuropea, y hoy día es una pieza de coleccionista.

Hacia 1988, de Groot y van Dijk quieren redirigir Force Dimension hacia los sonidos ebm que en aquella época estaban en su máximo apogeo. Los otros dos se oponen a la idea y abandonan el grupo, que queda reducido al dúo que yo conocía, iniciando su etapa ebm antes comentada y que finaliza repentinamente en 1992.

Sin embargo, un hecho casual desencadenaría su resurrección y la publicación de este "Kitty Hawk", que representa la vuelta a sus orígenes. En 1995, el viejo "Carcinome" empieza a sonar en los ambientes del underground gótico alemán, gracias al interés y difusión por parte de Michael Zöller, DJ alemán del club gótico Zwischenfall. "Carcinome" se convierte en un pequeño éxito de culto, y llega a incluírse en algunos recopilatorios alemanes de oscuridades del mismo calibre. Tal afortunado suceso motivaría una reunión puntual de Force Dimension, en esta ocasión como dúo formado por van Dijk y el antiguo desertor Armin Elmensdorp. Desgraciadamente, y a pesar de que anunciaron continuidad, el único testimonio discográfico de su reaparición se vería reducido a este espléndido "Kitty Hawk".

Las dos únicas pegas que le encuentro a este álbum son, en primer lugar, la portada y diseño del libreto (¡por Dios, que cosa más fea!), y en segundo lugar, la presencia de "Our Deep World Of Darkness", "Crystal Gazing" y "Lightfood", tres flojos temas aparentemente nuevos, de aire techno y producción justita, que no sé qué rayos pintan aquí, así como el remix industrioso de su clásico "Dust", que aunque no está mal, tampoco acaba de encajar.

Superados estos pequeños contratiempos (ah, y la broma intrascendente de "My Baby"), lo que queda es un material interesantísimo, basado en la reconstrucción/regrabación de sus viejas demos de 8 ó 10 de antigüedad, algunas instrumentales, otras con recitados entre lo monótono y lo amenazador. Es un regreso al sonido de esos dos temas de "Fab Force" (incluídos en este álbum en nuevas versiones/remezclas muy similares a los originales), de confección rudimentaria, con evocaciones de la vieja escuela industrial y marcado tono siniestro, en ocasiones hasta fúnebre. Encontramos aceleradas secuencias obsesivo-compulsivas (las dos nuevas versiones de "Carcinome", "Green Hall" y su secuela "Superballen"), estampas lúgubres ("Giant Ghost Steps", "Artic Apparatus"), y, sobre todo, ritmos electro-industriales de garaje (los dos "Hangar", "So-Dom", "Exitement" y el tremendo "Fiebertranz") que en algún momento me traen a la cabeza los primeros trabajos pre-ebm de Front 242, Portion Control, Die Krupps o Skinny Puppy.

A pesar de que no todo fueron excelentes críticas, a mí este disco me encanta, y no me cansaré de recomendarlo.

DESCARGAR
(Contraseña: trybuna)

sábado, 2 de octubre de 2010

Paul Rutherford - Get Real (12''/CDS 1988)


La reciente entrada que dediqué a Vice Versa y su mutación a ABC me ha traído el recuerdo de este estupendo disco, que a priori poco tiene que ver... excepto parte del personal involucrado.

Hacia finales de los 80, las secuencias acid, generadas por primera vez apenas un par de años antes en un sótano de Chicago por obra y gracia del trío Phuture, mientras trasteaban al azar con un secuenciador de bajos Roland TB-303, han invadido totalmente las discotecas y radiofórmulas del mundo civilizado.

No, no es Freddy Mercury,
es Paul Rutherford.
En Gran Bretaña, puerta de entrada del fenómeno en Europa, músicos en principio ajenos al asunto son fuertemente atraídos por ese hipnótico sonido. Entre ellos están Martin Fry y Mark White. Ambos seguían siendo los cerebros de ABC, grupo que tras triunfar mundialmente con "The Lexicon Of Love", su memorable álbum de debut de 1982, se mantuvo durante el resto de la década dando palos de ciego con más pena que gloria. Sin embargo, por alguna extraña y afortunada circunstancia, estos dos caballeros, junto a Paul Rutherford, que había sido segundo vocalista y bailarín en Frankie Goes To Hollywood, compusieron y facturaron contra todo pronóstico, teniendo en cuenta sus respectivos historiales poppies, el que con toda probabilidad sea el mejor ejemplo del asalto ácido a territorios pop, y el mejor tema del acid-house británico según consideran algunos.

"Get Real", cuya happy house mix aquí incluída, poco más que una extended mix de la versión corta también incluída, tuvo un considerable éxito en las pistas de baile más calientes del planeta, es un soberbio tema que engancha a la primera gracias a su contundencia, su aire algo oscuro, su hipnótica y repetitiva base acid,  sus atmosféricos colchones de sintetizador, y por ser un tema cantado en un estilo cercano al synth-pop que se aparta de la línea general del acid-house. El único punto desfavorable a mi gusto son las vocecitas de robot que repiten lo de "are you happy?", por lo demás, absolutamente arrebatador. "Happy Face", el tema de acompañamiento, es un interesantísimo ejercicio quasi-instrumental de acid-house minimalista, adornado incluso con algún toque jazzy pero cuyo aire también algo oscuro parece acercarlo levemente al new beat.

Por si todo esto fuera poco, "Get Real" contó con un excelente e igualmente mesmerizante videoclip, de bonita fotografía y de calidad muy superior a la media de la época:


El disco supuso el debut en solitario de Rutherford, y aparte de esta versión oficial, aparecieron dos promos, uno de ellos con una estupenda mezcla subtitulada hardcore mix e idéntica cara B, y otro con la sinister mix, la don't let them dub you down mix, y un edit más corto de "Happy Face". Incluimos como bonus estas remezclas.

La historia no volvería a repetirse. ABC siguieron con su irregular singladura como si nada hubiera pasado, publicando al año siguiente un álbum bastante correcto titulado "Up!", en esta ocasión totalmente inmersos en el clásico sonido house de Chicago. Por su parte, la carrera de Paul Rutherford en solitario fue más efímera aún que la de su grupo anterior. Tan sólo dio para sacar dos o tres singles más, y un único y horrendo álbum en 1989 titulado "Oh World", que a pesar de contener la versión corta de este "Get Real", el resto se pierde en un infumable r&b disfrazado de house. El disco no terminó de cuajar, y en 1990 la trayectoria en solitario de Rutherford llegaba a su fin.

DESCARGAR
(Contraseña: trybuna)