domingo, 18 de julio de 2010

Malcolm McLaren - Would Ya Like More Scratchin'? (MLP 1984)


Bien, salgamos un momento de las catacumbas para respirar algo de aire fresco y levemente mediático...
A estas alturas, poco vamos a decir que no se haya dicho ya sobre la vida y obra del recientemente fallecido Malcolm McLaren, definitivamente derrotado por el cáncer el pasado 8 de abril de 2010. A modo de brevísima síntesis, diremos que, en esencia, fue un hombre de negocios y escándalos, culpable en buena parte de la estética punk de los 70, inventor y mánager de los míticos Sex Pistols, mánager de Adam and The Ants, y hasta explotador de artificiosos productos pop para su propio beneficio, como los breves Bow Wow Wow, grupo que utilizó para hacer publicidad de la línea de ropa de su esposa, y cuya jovencísima cantante llegó a posar desnuda para una revista que el propio McLaren dirigía.
Otro de los inventos del que sacó buena tajada, concretamente en 1982, fue el scratch, la técnica de hacer ruidos manipulando vinilos hacia delante y hacia atrás mientras giran en el plato. No lo inventó él ni mucho menos, en los ambientes rappers de USA ya sabían lo que era eso unos cuantos años antes, pero McLaren le dio el impulso necesario para que la técnica y, de paso, todo el fenómeno hip-hop fuera conocido a nivel masivo a cambio de pingües beneficios.
Para ello, en 1982 es lo suficientemente hábil como para agenciarse los servicios del cotizado ex-Buggles Trevor Horn en labores de producción, a quien le acompaña su staff de excelentes músicos de estudio, y publica su primer maxi, el memorable "Buffalo Gals", un contundente y bailable tema electro-funk, de estructura muy simple, plagado de samples y scratches, que arrasa en las discotecas atrevidas de medio mundo. Al año siguiente debuta en formato LP con "Duck Rock", una original y pionera colisión entre samples de ritmos étnicos africanos y latinos, hip-hop, tecnología bailable y, cómo no, scratches a tutiplén. El disco recibe excelentes críticas en su época.
Personalmente nunca me hizo demasiada gracia "Duck Rock", pero sí este mini-LP publicado en 1984, también aquí a través de la flamante Virgin España, que incluye "Buffalo Gals" en una nueva mezcla prácticamente idéntica a la original, y diversas reelaboraciones y desarrollos de material de ese LP de debut, desprovistos en esta ocasión de los elementos étnicos para centrarse exclusivamente en los ritmos electro-funk, scratches y sonidos totalmente sintéticos. Es un trabajo 100% bailable, publicado en un momento en que la fiebre break dance estaba en todo su apogeo y que haría las delicias de los breakdancers.
De todos modos, seguramente la participación de McLaren en este disco fue más bien testimonial. Los verdaderos artífices de su sonido y de buena parte de las tareas compositivas fueron Ann Dudley, Gary LanganJ.J.Jeczalik, capitaneados por el propio Trevor Horn. Éste trabajo, en el que parece ser tanto disfrutaron estos cuatro personajes, fue el impulso, el germen de un proyecto común en forma de grupo de estudio con cierto halo de misterio, que pocos meses después se daría a conocer bajo el nombre de The Art Of Noise, anticipando en muchos sentidos conceptos posteriores como el techno o el ambient. Pero esa es otra historia...

DESCARGAR
(Contraseña: trybuna)

4 comentarios:

  1. Bueno la verdad Buffalo Gals está bien, pero el resto no es que me guste mucho.
    Creo que el valor del disco reside en que el saber hacer de Trevor Horn queda patente y saca oro de donde no hay mucho.
    También entiendo que gracias a disco como éste, se difundió un sonido a nivel mundial, que hasta entonces era muy underground.
    También ahí hay que darle su mérito a Malcom. Y ese mérito era saber llegar a la meta muchos Km antes que los demás.
    Saludos eléctricos.

    ResponderEliminar
  2. A mí me gusta mucho, quizás autosugestionado por la nostalgia. Es cierto que, objetivamente, le pesan los años más que a otros trabajos anteriores, pero tiene momentos para mí muy buenos (véase "World's Famous (radio i.d.)". Y que, insisto, el Sr. McLaren era básicamente un empresario, y seguro que éste simplemente fue otro más de sus negocios.
    Suscribo el resto de tus ideas.
    Salu2!

    ResponderEliminar
  3. A mi este hombre me gustó en su día y, hoy, me sigue sorprendiendo. "Bufalo Girls" es su bastión junto a este otro tema. Lo demás también me parece anodino pero estos dos temas y alguno más los encuentro francamente buenos, frescos, divertidos y políticamente incorrectos.
    Bravo por la reseña. :- )

    ResponderEliminar
  4. Atom, gracias por tus comentarios.
    Efectivamente, creo que en su momento fue un soplo de aire fresco... o por lo menos divertido. Sobre todo, en manos de DJs, para quienes estaba realmente destinado y que seguramente sacaron mucho más provecho que los oyentes de sofá.
    Salu2!

    ResponderEliminar