sábado, 5 de marzo de 2011

Transparent Illusion - Still Human (LP 1981)


(Entrada publicada originalmente en la primera y difunta edición de este blog).

Ante todo tengo que decir que éste no es, ni mucho menos, uno de mis discos favoritos. En mi opinión hay decenas de discos del género mucho mejores que éste, algunos ya comentados en este blog. Pero de alguna manera mi afán informativo me obliga a postearlo, ya que está unánimemente considerado el Santo Grial del coleccionismo de minimal synth. La aparición desde hace un par de años de copias pirata en vinilo ha hecho que su cotización haya caído considerablemente, pero para que os hagáis una idea, a finales de 2005 un ejemplar de este disco, del que aparentemente sólo se publicaron unas 300 copias, se vendió en Ebay por unos absurdos 1.400 eurazos.
Aparte, el halo de misterio que rodea esta obra sigue siendo impenetrable. Al contrario que otros proyectos del género, cuyos autores de una manera u otra han dado señales de vida a través de foros, redes sociales, páginas web propias o reediciones oficiales de sus obras, en vinilo o CD, a través de sellos especializados como Vinyl On Demand o Minimal Wave, no ha sido el caso de Transparent Illusion. Su autor, según los créditos un británico llamado Roy Young, sigue sin dar señales de vida, a pesar del empeño investigador de algunos aficionados, según los cuales Roy tendría unos 18-20 años y viviría con sus padres en alguna población como Stowupland o Haverhill cuando grabó este disco, que fue su única obra publicada, junto a un single con dos temas ("Vortex" y "Nuclear Release") incluídos en este LP.
Centrándonos en el disco en sí, se trata de una colección de 12 breves temas 100% electrónicos, enfundados en una hermosa carpeta hecha a mano por el propio Roy, realizados mediante rudimentario equipamiento analógico y cavernícola synthdrum, y con un sonido que puede recordar a los primerísimos Human League o los Soft Cell pre-Tainted Love, aunque algunos riffs me recuerdan vagamente a Gary Numan o los Stranglers (!). Los textos, entre lo apocalíptico y lo depresivo, están cantados con una voz y entonación sin duda mejorables.
En definitiva, no es un mal disco, ni mucho menos. A algunos frikis les chifla, probablemente no hay ninguno igual ni parecido, tiene un sonido muy particular y claramente distinguible, y algunos temas ("Vortex", "The Age Of Ridicule", "Is There Hope") me encantan, pero en general me resulta demasiado monótono, y en mi opinión se trata de una obra sobrevalorada en exceso, por lo menos económicamente. ¿A ti qué te parece?
DESCARGAR
(Contraseña: trybuna)

2 comentarios:

  1. Yo conocí este trabajo gracias a tu blog.
    Estoy de acuerdo contigo, no es un mal disco, ni mucho menos, y me va ganando a cada escucha que hago, pero el halo de misterio y esa falta de información que rodea a los discos y a quien los hace, me da la sensación que revaloriza al disco más de lo que se merece.
    Por cierto, si no he visto mal por la red, el disco ha sido reeditado en cd.
    Saludos eléctricos.

    ResponderEliminar