miércoles, 17 de noviembre de 2010

New Scientists - Pictures Of Reality (LP 1986)


Dedicamos esta entrada a un disco prácticamente desconocido y de una rareza extrema, pues se estima que sólo se prensaron 500 copias a lo sumo.

New Scientists fue un trío alemán de synth-pop formado por Lutz Froberg (voz), Rene Bachmann (sintes) y Uwe Kallenbach (sintes). Este LP, y el maxi "Storm" que se extrajo del mismo, ambos autopublicados por el propio grupo, son su único testimonio discográfico. El grupo dejó de existir prácticamente en el momento en que este álbum vio la luz. Años después Kallenbach formaría Syntec, otro grupo synth-pop, aunque de tendencia EBM, ya desaparecido y que también pasó bastante desapercibido.

"Pictures Of Reality" es un agradable LP en una onda próxima a sus compatriotas Boytronic, aunque con menos carácter, producción algo justita y escaso presupuesto, pues fue grabado en tan sólo dos días. A pesar de ello, desprende un encantador aire amateur. Su sonido es 100% electrónico y bailable, aunque sin sobresaltos, ya que cierta melancolía recorre casi todos sus surcos.

Lo único malo de este disco es el momento en que fue publicado, pues en 1986 la música electrónica, en lo que a popularidad se refiere, toca fondo: los grandes nombres del tecno-pop de los primeros 80 han desaparecido, o su inspiración y ventas han caído alarmantemente, el italo-disco está en plena agonía de muerte, la incipiente EBM no ha salido aún de las cavernas, y géneros como el acid, el house o el new beat están, en el mejor de lso casos, en fase embrionaria. Para acabarlo de rematar, una apestosa nube de "autenticismo rockero/guitarrero" flota en el ambiente, dejando tal rastro de insoportable fetidez que allí por donde pasa no vuelve a crecer la hierba. Con ese lamentable panorama, no es de extrañar que discos como éste y grupos como New Scientists, y seguramente centenares más hoy día totalmente olvidados o desconocidos, estuvieran condenados al fracaso nada más aparecer.

Por fortuna, el tiempo pone las cosas en su lugar. Desde hace un par de décadas, la electrónica, a pesar de los empeños en desprestigiarla por buena parte de las "hordas auténticas" que todavía existen (otra parte ha tratado de sacar partido de ella), forma por fin parte de la música popular de manera irrevocable y le pese a quien le pese. Además, la eclosión de internet permite recuperar o dar a conocer oscuras piezas como ésta, que aunque no sea el mejor disco synth-pop de la historia, bien merece ser (re)descubierta.

DESCARGAR
(Contraseña: trybuna)

8 comentarios:

  1. Son las modas, como siempre, esa "nube apestosa" duró lo que duró el grunge, que no era más que una versión "americanizada" del punk con quince años de retraso y no mucho más talento. Después vino la primera mitad de los noventa, que fue una época floreciente para el techno-ambient británico (con temas que incluso llegaron a entrar en listas de éxitos), y varios estilos más surgidos en la Europa continental. Después la cosa se calmó bastante hacia el final de la década, pero sin desaparecer del todo, sólo bajando un poco de intensidad hasta hoy. Pienso que la electrónica, con el incesante trabajo de todos esos músicos durante años finalmente había encontrado un hueco y hoy en día está bastante asimilada, con miles de músicos componiendo en sus habitaciones-estudio y ha alcanzado el mainstream. Ya nadie se escandaliza si escucha una banda sonora electrónica como la de La Red Social, la de Origen o la de Tron: Legacy, ni por escuchar sonidos electrónicos en las listas de éxitos. Más difícil es ver destacar a artistas que han nacido desde la música electrónica, pero bueno, es una simple cuestión de tiempo y del azar, probablemente, porque talento y nuevas ideas sigue habiendo en esas oscuras habitaciones y estudios.
    En cambio el rock de siempre no levanta cabeza. Los "indies" reclaman y ensalzan a grupos mediocres que en el mejor de los casos duran dos o tres discos que suenan igual a otros miles de bandas iguales, y gracias. No ha salido nada medianamente innovador del rock en décadas, pero bueno, es como el Ave Fénix, en cualquier momento algún avispado A&R de alguna discográfica sacará a los "nuevos" Rolling, los "nuevos" Nirvana, y volverán a hablar de la salvación del rock los habituales críticos y onanistas del género. Detecto, no obstante, que vuelve a haber una época favorable. De un par de años a esta parte vuelve a respirarse cierto aire de revival ochentero en el pop (más omnipresencia de los sintetizadores respecto de las guitarras), y eso podría ser beneficioso para el surgimiento de nuevas propuestas musicales en el campo de la música electrónica.

    Un saludo

    Pablo/Audionaut

    ResponderEliminar
  2. Bueno amigos, para mí el disco tienes buenos momentos, pero acaba de despegar. Puede que se la producción, como dices Elektroid, pero a mí es que me recuerda mucho a aquella época, que tú defines a la perfección.
    Si habeis leido últimamente mi blog, en algunos comentarios pongo un poco lo que los dos decís aqui.
    Estoy de acuerdo en que son modas, pero aunque estoy de acuerdo en que hay "brotes verdes" y no los de ZP, el caso es que noto que en casi toda esta década hay un revival bastante evidente de la música electrónica. ¿Qué no hay nada nuevo que hacer? No lo sé pero hay que reconcoer que es muy difícil avanzar y hacer algo novedoso, que no significa que se pueda hacer bueno, por supuesto. De hecho hay muchos grupos nuevos que son interesantes.
    Por cierto, volviendo a las modas, cuando salió el Grunge ¿A algunos de nosotros nos pareció algo nuevo? Y la gente se quedaba con cara de gilipollas cuando le deciás que eso era Punk o New Wave reciclado, que no habían inventado nada.
    Son modas, etiquetas, y salir justo en un momento, el momento en que una fórmula/género empieza a estar agotado.
    Perdón pon liarme.
    Saludos eléctricos.

    ResponderEliminar
  3. Mi modesta opinión es que, si bien ya está todo inventado (cosa que no creo del todo) lo que faltaría es que aquello que ya está inventado sonara mejor, fuera de más calidad y , bendito sea, que cualquier LP tuviera más de dos canciones buenas!!!!
    Gracias a grupos anónimos como éste, hoy disfrutamos de grandes grupos de synthpop con grandes hits pero, desgraciadamente, con unas mierdecillas de CDs en general.

    ResponderEliminar
  4. En primer lugar, muchas gracias por vuestra inestimable aportación. Además, no es la primera vez que leo cosas tan interesantes en los comentarios de entradas a priori de "poca tirada" como ésta.

    @Audionaut y Chorby: Totalmente de acuerdo en lo que decís sobre la vuelta al pasado y tendencias revivalistas, para mí positivas siempre y cuando tengan calidad. Es un indicador de que en el pasado se hicieron cosas muy bien, hasta tal punto de atraer a nuevos productores que ni siquieran habían nacido en esas épocas.

    Tambíen de acuerdo sobre lo que decís sobre sobre el "invento" del grunge. Añadiría además que por lo menos el punk, más que un estilo musical, fue una pequeña revolución social que mutó al poco tiempo en interesante caldo de cultivo creativo. Estilísticamente, el sonido punk era más de lo mismo: rock, un rock sucio si quieres, ya "inventado" en USA por gente como Stooges o New York Dolls años antes con menos bombo y platillo, y ejecutado por tíos que no tenían ni puta idea de tocar, salvo cuatro acordes aprendidos a toda prisa. En cambio, el grunge ése fue simplemente una fantasmada comercial surgida gracias al inesperado (¿o no?) éxito de Nirvana, sin ningún tipo de consecuencia social o creativa, por mucho que algunos intentaran vender lo contrario. Por suerte, a pesar de mis miedos iniciales, no interfirió en el crecimiento y consolidación definitiva de los sonidos electrónicos.

    @Atom, a pesar de que cada dos por tres aparece o nos venden un nuevo estilo o tendencia, considero que se basan en el reciclaje, desarrollo o mezcla de géneros ya existentes. Realmente no hay nada verdaderamente nuevo, ni creo que a estas alturas se vaya a inventar nada realmente nuevo colectivamente, aunque traten de vendérnoslo como novedad. El contexto social, económico y tecnológico de hoy es muy distinto al de los primeros años 80. Durante la resaca punk, la tecnología aplicada a la música no sólo se limitó a grandes estudios de grabación o músicos ya establecidos, sino que empezaron a salir algunos instrumentos relativamente asequibles. Y precisamente el sonido característico de determinados instrumentos llevó a la aparición de nuevos géneros o tendencias que sonaban novedosas: los primeros samplers permiten el desarrollo de sonidos y ritmos industriales, el primer electro le debe mucho a la Roland TR-808, el acid al TB-303, el techno a la TR-909, y el actualmente llamado minimal synth a la CR-78 o el Korg MS-20, por citar unos ejemplos.

    Hoy en día eso no sucede. Creo que ahora cuenta más en el talento o imaginación individual de cada productor a la hora de sacar provecho creativo de las baratas tecnologías actuales para intentar sonar novedoso y personal a la vez, sin enmarcarse en ningún subgénero concreto. Cualquiera con un portátil con Ableton Live armado hasta los dientes de samples y plugins VST, puede sonar como realmente le dé la gana por poco dinero. Gracias a esto, surgen decenas de miles de proyectos desde todos los rincones de este mundo globalizado, trabajando, como dice Audionaut, desde sus dormitorios. Además, no necesitan ser "filtrados" o ser "obligados" por las discográficas a sonar a una "determinada moda" para darse a conocer, como sucedía antaño. Basta internet y cierta habilidad comercial y social. Eso conlleva una inabarcable oferta de sonidos, pero posiblemente no de talento: amigo Atom, es cierto que cuesta encontrar un álbum sin rellenos o con más de 2 ó 3 temas buenos... Pero el porcentaje de discos buenos, por muy pequeño que pueda ser, ya da para escuchar mucha buena música.

    (sigue)

    ResponderEliminar
  5. (sigue)

    En todo caso, creo que la cosa ha mejorado mucho, muchísimo, de 20 años acá. Y, por cierto, en mi modesta opinión le debemos mucho más a USA o Centroeuropa que a UK en todo el asunto. Si acaso, UK inventó el pop y la manera correcta de comercializarlo, gracias a los Beatles, lo que éstos sembraron y a una audiencia muy predispuesta. Y luego supieron "tecnificarlo" adecuadamente tras la revuelta punk. Pero ni Telex, ni la YMO, ni Kraftwerk, tres pilares básicos en la edificación del tecno-pop, eran ingleses. En USA nació la música disco, por ejemplo. Y el rap. Y allí obtuvieron Kraftwerk su primer gran éxito. Y en USA combinaron los tres elementos para inventar el electro. Y cuatro chiflados siguieron escuchando cosillas: synth-pop de UK, por supuesto, pero también italo-disco, y la ebm originada en Centroeuropa, cuyas múltiples ramificaciones y evoluciones siguen vivas en la actualidad. Y en USA experimentaron, hasta finalmente sacarse de la manga el sonido acid y el house, estilos que aterrizan en Europa, vía UK claro. Estos sonidos arrasan en Europa y, cómo no, acaban "corrompiéndose". Pero la semilla estaba echada. En Detroit siguen evolucionando hasta dar forma al techno tal como se conoce hoy día, y del que siguen surgiendo centenares de ramificaciones. Aquello fue el antídoto para cortar de una vez por todas la "nube apestosa" de la que hablaba. Y de paso, también para acabar con la hegemonía muchas veces inmerecida de Gran Bretaña.

    Por supuesto, estas son mis humildes consideraciones personales, respecto a la música electrónica a nivel popular y comercial, que no tienen porqué coincidir con la experiencia o punto de vista de cada uno, ni ser aplicables a otros muchos campos de la música electrónica que conozco poco o nada.

    Salu2!

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo Elektroid, lo que pasa es que tal vez, para la música, los ingleses eran los que mejor exportaban las ideas que asimilaban de otros lado y las daban a concoer al resto del planeta.
    Saludos eléctricos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Eletroid

    Por si no conocías su existencia. El libro sale el 24 de mayo de 2011, pero en Amazon ya lo anuncian.

    http://www.amazon.com/Italo-Disco-Secret-History-Modern-Pop/dp/190731721X/ref=sr_1_2?s=books&ie=UTF8&qid=1290121385&sr=1-2

    Yo tengo tres libros de la misma colección de la editorial Black Dog, en concreto el dedicado a los sellos Warp y Ninja Tune y el dedicado al Krautrock y son excelentes visualmente, unos libros que da gusto tenerlos entre manos. No sé qué tal será éste del Italo Disco.

    Un saludo

    Pablo/Audionaut

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo, Chorby. Además, especialmente en los 80, UK era el puente necesario para cualquier grupo de cualquier nacionalidad que aspirara a conquistar el éxito internacional.

    Amigo Audionaut, muchas gracias por esta información, lo desconocoía totalmente. Ya mismo voy a hacer la reserva, tiene muy buena pinta!

    Salu2!

    ResponderEliminar