sábado, 13 de noviembre de 2010

David Carretta - Rodeo Disco (CD 2008)


Del puñado de álbumes que en los últimos tiempos me han enganchado de una manera enfermiza, destaca especialmente este "Rodeo Disco" del marsellés David Carretta, un productor techno cuya carrera despegó tras fichar por International Deejay Gigolos, el sello de DJ Hell, durante el auge del fenómeno electroclash de finales de los 90.

Éste es su tercer trabajo largo, en esta ocasión a través de su propio sello Space Factory, y supone un evidente cambio respecto a sus dos álbumes anteriores en el sello del alemán, algo más dispersos y que se nutrían de techno, electro, disco y ebm, característica que compartía con otros productores franceses surgidos en la última década, como  Terence Fixmer, Millimetric o The Hacker.

Este "Rodeo Disco" es en mi opinión muy superior, un álbum de mayor cohesión y que casi podemos calificar de conceptual. La pasión de Carretta por la ciencia ficción le lleva a sumergirse en un estilo íntimamente relacionado como fue el space-disco de finales de los 70, para someterlo en el interior de su laptop a una profunda y adictiva revisión, sin tratarse en absoluto de un ejercicio de nostalgia o revivalismo barato, sino una ejemplar puesta al día de un género que el productor francés nos devuelve en forma de electro-techno camuflado bajo su característico manto kitsch, petardo y caradura, evidente en los títulos, portada e imagen a lo Giorgio Moroder de los años 70, mostacho incluído.

Sobre unos ritmos computerizados que en algunos momentos me recuerdan a los Yello más bailables, Carretta despliega con talento y buen gancho melódico su arsenal de típicos ingredientes del space-disco: vocoders, sensuales voces femeninas, colchones sintéticos, ambientación intrigante, melodías de cierto carácter kraftwerkiano (la voz robótica de "Dance Machine" es un evidente guiño a "The Man Machine"), sonidos del frío espacio exterior, y líneas de bajos herederas del mejor Moroder de los 70.

Salvo la sobredosis mal digerida de Daft Punk que se titula "New Disco Beat", para mí el único escollo del disco, el resto es sobresaliente: Efluvios de ebm de la vieja escuela, otra de las pasiones de Carretta (especialmente en "Love Lazer Dance Sex"), lentos viajes a través del cosmos ("Planet Research", "Good Bye Honey Moon"), y sobre todo, temas que arrasarían en las discotecas de Marte ("New Love", "Sex On The Moon").

En definitiva, no es el disco más original y arriesgado de los últimos años, pero quizás sí uno de los más desenfadados, pegadizos y que mejor le han sentado a mís tímpanos y pies en bastante tiempo.

DESCARGAR
(Contraseña: trybuna)

4 comentarios:

  1. Oye, pues no está nada mal...¿Sabes qué me pasó? Escuché los otros trabajos de éste hombre y, como no acabaron de gustarme demasiado, dejé escapar justamente este CD. Mala suerte... Pero tu descripción es muy gráfica: sci-fi, retro, algo de ebm amable...Un disco divertido que cumple su función de hacer esbozar una sonrisa al oyente. Me lo quedo!

    ResponderEliminar
  2. Bastante disfrutable este disco, salvo que algunos temas creo que se exceden en el minutaje, siempre y cuando lo escuches ojo, si lo bailas está muy bien.
    Hay que reconocer que el sello de DJ Hell es como "la oveja negra" de los sellos electrónicos, pero es justo decir que han aflorado cosas que son interesantes, y si no son para lo que son, para bailar y bailar y pasar un buen rato.
    La Dance de Moroder omnipresente en el disco.
    Saludos eléctricos.

    ResponderEliminar
  3. @Atom: A mi me pareció algo muy parecido, los trabajos anteriores de este hombre no me acababan de entrar, pero éste fue amor a primera... oída. Un álbum muy entretenido, sin duda.

    @Chorby: Sí, algún tema hubiera quedado mejor con 1 ó 2 minutos menos, pero conforme lo he ido escuchando, ese defectillo lo en encuentro menor.

    @Tim: Celebro que te guste, bienvenido por aquí!

    Salu2!

    ResponderEliminar